lunes, octubre 20, 2014

Gran noticia: Teresa supera el Ébola

Queda aún la última prueba para que la medicina confirme la superación de la gravísima enfermedad por parte de Teresa Romero, la Auxiliar de Enfermería que resultó contagiada por el virus del Ébola, pero todos los datos apuntan a que tras interminables días de desconcierto y preocupación esta mujer, que se ofreció voluntaria para tratar a uno de los misioneros español que fue repatriado tras resultar contagiado en el Continente africano, ha logrado vencer tan delicada situación y pronto podrá ser dada de alta por el equipo médico encargado de atenderla en el Hospital Carlos III de Madrid...

Han sido interminables días y semanas de tensa espera, de controversias incluso ajenas a la delicada situación por la que atravesaba este mujer, de ataques fundados e infundados, de carácter médico y desde luego político, de manifestaciones inadecuadas e improcedentes mientras en muchos casos se ignoraba a la protagonista de esta crisis sanitaria que se debatía entre la vida y la muerte, lo cual además de lamentable ha venido a poner de manifiesto que en este país - al que uno a  veces no acaba de reconocer - hay tanto indocumentado como histérico, tanto osado como analfabeto que con su extemporánea manera de actuar y comportarse suele atentar seriamente contra la convivencia social.

Por eso es gratísima noticia la recuperación de Teresa Romero, su casi confirmada superación del contagio del Ébola, primero por ella misma y su entorno familiar y también por el hecho de que esta superación de la grave crísis sanitaria que hemos vivido en España, en las últimas semanas, traerá el sosiego a un deplorable debate en el que han primado muchas otras razones que la curación de quién sin pretenderlo ha sido protagonista del mismo mientras se debatía, como ya he dicho, entre la vida y la muerte...

Gracias a Dios Teresa parece recuperada y ahora - Medios Informativos, profesionales de la Sanidad pública, Sindicatos, Partidos políticos, todos nosotros - dejémosla vivir tranquila e incorporarse a su actividad y a su vida privada de forma normal para que no se acabe sintiendo como un bicho raro. 

Es lo que sin  duda necesita y por supuesto merecen ella y su familia...

2 comentarios:

mari carmen garcia franconetti dijo...

Magnifica entrada. Muestras solidaridad, empatía, sobre todo, una gran talla humana. Me alegro ser seguidora es esta tribuna donde expresas respetuosamente y con contundencia la realidad tan insoportable que padecemos.

Enhorabuena, Andrés.

Mari Carmen.

Andrés L. Cañadas dijo...

Una vez mas, gracias.