lunes, julio 15, 2013

Cada uno por su lado...

Desde hace ya por desgracia bastante tiempo, la actuación de muchos políticos en España - no todos, ya que siempre es malo generalizar - se asemeja a ese dibujo, que tantas veces hemos podido contemplar, de dos burros cada uno de los cuales quiere ir a comer del montón de heno de su lado, mientras el otro trata de hacer exactamente lo contrario, con lo que finalmente ninguno de los dos logra su propósito de poder comer hasta que en un instante de inteligencia - supongo que motivada por la necesidad imperiosa de ingerir alimento - uno de los asnos se decide a ir en la misma dirección del otro, alcanzando alternativamente su meta final que no es otra que la poder saciar su hambre cooperando...

 Y eso creo sinceramente que en la actuación de ciertos profesionales de la política nacional, autonómica o local está pasando aquí y nos tiene sumidos en un permanente desconcierto a los ciudadanos que, cotidianamente, tratamos de ir por la vida respetando a los demás, cumpliendo nuestra función social y colaborando, cada cual a su medida, en la construcción de una sociedad moderna, libre, pacífica y solidaria.

El espectáculo, por supuesto, es además de triste lamentable pero quienes así se comportan no cejan en su empeño de descalificación del contrario, sea este quién sea, de hacer prevalecer sus ideas sobre las de los demás, sin conceder la mínima valía a ideas que no son propias y confirman el pensamiento personal o del colectivo en el que se milita, viendo solo defectos en el oponente y virtudes en los criterios que sustentan…

Vamos, que de borricos está lleno este campo de batalla en el que bastantes políticos y similares han venido a convertir una sociedad que debería ser, por sus propias capacidades, moderna, brillante y productiva, en un auténtico estercolero en el que se mezclan, naturalmente, los cagajones de esta panda de animales obstinados.

¡Vaya un legado para futuras generaciones…!

2 comentarios:

mari carmen garcia franconetti dijo...

Ciertamente, la penosa y lamentable situación que tenemos es vomitiva, y completamente ruinosa...si nos unimos todos, echaremos a estos impresentables que nos están machacando, que sea por nuestro futuro inmediato, sobre todo, por el futuro de nuestros hijos...

¡Basta yá!

Coincido plenamente contigo.

Saludos.

Andrés L. Cañadas dijo...

La verdad es que la actual situación de la política española es vomitiva...